El egoísmo de la cama: ¿cómo entender que solo su orgasmo es importante para una pareja?

El sexo debería ser un placer para ambos, pero si uno de los socios está interesado solo en sí mismo, el segundo suele ser desagradable. Uno no puede llamar al egoísmo el deseo de obtener el orgasmo, pero cuando una persona se lo niega a otro, ¿es bueno? Además, el egoísmo sexual puede afectar otros aspectos de las relaciones. Aquí se explica cómo entender que un compañero solo piensa en sí mismo.

1. ¿Tiene prisa con un preludio?

Preludio es uno de los elementos importantes del sexo. Desafortunadamente, muchas parejas la desprecian, tratando de cambiar rápidamente al sexo. Por supuesto, las razones para esto pueden ser diferentes: por ejemplo, a su ex novia no le gustaban los juegos previos o teme que una erección no sea suficiente para tener relaciones sexuales. Pero si tiene prisa porque no le importa tu placer, este es un asunto completamente diferente.

2. ¿Ignora tus deseos?

Piensa en cómo te trata durante el sexo. ¿Ayuda a realizar tus sueños, sigue tus deseos? ¿O se está riendo de tus sugerencias? Si después del sexo se aleja inmediatamente y se queda dormido, entonces realmente no está muy interesado en tu placer. Lo mismo puede decirse de la situación cuando él está tratando de persuadirlo para que tenga relaciones sexuales si no está de humor.

3. ¿Le dice a sus amigos sobre la vida íntima?

A alguien no le importa que la pareja comparta detalles íntimos con amigos, pero muchos consideran que esto es una violación de los límites personales. Si le pediste que no hiciera esto, pero lo ignoró, este es un buen indicador de egoísmo.

4. ¿Considera tu orgasmo un trofeo?

Es bueno cuando un compañero se encarga de que alcances un pico, pero ¿por qué lo necesita? Si él está feliz por ti, eso está bien. Y si esta es la medida de su éxito personal, entonces parece un egoísmo de agua pura.

¿Qué hacer con el egoísta?

Entonces, al responder estas preguntas, descubriste que no todo es tan simple. Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo resolver el problema sin separarse.

1. Comprende que amas

¿Quizás te gusta el sexo oral? ¿Acariciando la espalda? Vibrador en la cama?

2. Díselo

No secretamente bajo las sábanas, sino con una voz completa, incluso cuando él está listo para escucharte. ¡No justo antes o después del sexo!

3. Use refuerzo positivo

Dígale cosas bonitas sobre lo que hace bien en la cama para su placer, y ofrézcale con cuidado algo nuevo. Expresa tu alegría después del sexo alentando el comportamiento que te gusta.

Si él no te escucha, constantemente se ríe y se niega a cambiar, piensa en romper. Seguramente su egoísmo te molesta no solo en la cama.